Mike Alid: Poco a poco