Ya hay más de 1.000 enfermos por vapeo y al menos 19 muertes relacionadas

La preocupación por el aumento de casos de enfermedades relacionadas con el vapeo se expande y ya involucra directamente a prácticamente todo el país.

A fecha de la tarde de este jueves, las autoridades pudieron confirmar que detectaron 1.080 casos de personas con dolencias pulmonares tras usar cigarrillos electrónicos o practicar otras acciones relacionadas con el vapeo en 48 estados y un territorio de EEUU. Solo en Alaska y Nuevo Hampshire, de momento, no se detectó ningún caso.

Respecto a la semana anterior, cuando se comunicó que los casos confirmados o probables de enfermedad eran 805, se detectaron 275 casos más, lo que supone un aumento de un 34%. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) también comunicaron que en este recuento se incluían 18 muertes.

NBC News confirmó este jueves que a esta cifra hay que agregar al menos un fallecimiento más, debido a un caso recién comunicado por las autoridades de Connecticut. Al sumar esta última muerte, el aumento de defunciones respecto a la cifra comunicada la semana pasada (12) alcanza el 58%.

La situación no tiene aspecto de relajarse en los próximos días “Los datos que estamos obteniendo no sugieren que esto haya alcanzado su punto máximo”, dijo Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC. “Desafortunadamente, el brote … continúa a un ritmo rápido”.

Los departamentos de salud de los estados dijeron a NBC News que investigan más de 1.300 casos de enfermedades posiblemente relacionadas con el vapeo.

Estas dolencias se están difundiendo mayoritariamente entre los más jóvenes, según las estadísticas publicadas. Cerca de un 80% de los pacientes confirmados (la mayoría de ellos varones) tienen menos de 35 años de edad. Más de un tercio (un 37%) tienen 20 años o menos. Sin embargo, la mayoría de las muertes se han producido entre personas con más edad.

Todos los pacientes tienen un historial de uso de productos de vapeo. Los médicos aseguran que las enfermedades reportadas, detectadas por primera vez en marzo de este año, se parecen a una lesión por inhalación. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, fatiga y dolor en el pecho.

La mayoría de los que se enfermaron dijeron que consumieron productos que contenían THC, uno de los componentes psicoactivos de la marihuana, pero algunos dijeron que solo consumieron nicotina.